Home »

La Economía del Bien Común en Kaleidos

Si has llegado aquí seguramente sabes algo de Kaleidos (y si no, te invitamos a leer sobre nuestra cultura en la web y blog), y puede que hasta te guste alguna de las cosas que hacemos…

¿Te imaginas que haya una asociación internacional empeñada en reunir a todas las empresas por el mundo que hacen este tipo de cosas? ¿En difundir lo que hacen e intentar que sean compensadas por ello? ¿Que algún día todas las empresas sean así por que la sociedad lo pide? En este post te hablo sobre la Economía del Bien Común y cómo participamos en ella desde Kaleidos.

Un modelo para una nueva economía

La EBC (Economía del Bien Común) es un modelo económico, teórico y práctico, apoyado por un movimiento internacional independiente. Aspira a superar los antiguos sistemas capitalista y comunista, ofreciendo algo nuevo a la altura del Siglo XXI; para ello toma las mejores ideas de ambos e incluye algunas propuestas novedosas.

La principal es la de incluir la ética en los negocios: la idea es que basarlo todo en el puro intercambio comercial de dinero no funciona. Ganar dinero está bien, siempre que sirva para aumentar el bienestar y la felicidad de todas las personas, no sólo de algunas (de ahí lo del “Bien Común”). Pero si la ganancia se extrae de guerras, explotación de personas, destrucción del medio ambiente… entonces seguramente “mejor” signifique menos dinero. O que hay que buscar otra forma.

¿Y esto cómo se articula?

La Matriz del Bien Común

La Matriz es un mecanismo muy potente para medir la contribución (positiva o negativa) de una empresa u organización al Bien Común. Se definen cuatro valores (en las columnas) y cinco grupos de personas (en las filas), y cada casilla define un aspecto a considerar.

Mediante un cuestionario muy exhaustivo se examina toda la estructura, composición, funcionamiento y relaciones de la organización; se calcula una puntuación para cada aspecto y finalmente una puntuación global ponderada. La Matriz representa un mapa detallado pero sencillo de entender del nivel de madurez de la organización respecto de los valores humanos y ecológicos. Y el resultado pormenorizado del estudio, punto por punto, se publica en un informe llamado Balance del Bien Común.

Este Balance puede ser auditado por consultores acreditados, y la asociación que promueve la EBC está trabajando con las instituciones para que tenga reconocimiento legal (como lo tienen ya normas tipo ISO 9000 y similares). Esto servirá por un lado para obtener recursos y ayudas del gobierno, o tener preferencia en las adjudicaciones públicas a las empresas con mejor puntuación. Por otro, para incluir en la imagen de marca y en un etiquetado oficial, y así atraer a los consumidores a los productos más éticos y respetuosos con el medio ambiente. Idealmente el Balance del Bien Común debería llegar a ser tan importante como el balance económico, y convertir en inviables las empresas con un resultado negativo.

También hay variantes de la Matriz para centros educativos, para ayuntamientos y otras instituciones. Actualmente (en proceso) incluso para países enteros, con el llamado Índice del Bien Común, que podría incluso reemplazar al PIB como algo más completo.

El objetivo último sería que la sociedad interiorizase estos valores y los reclamase a cualquier actividad económica, a todos los niveles. Esto provocaría un cambio muy profundo en las relaciones humanas y en la sociedad. Pero no hace falta esperar a ese gran momento, se puede trabajar ya en ello. De hecho hay muchas personas que están funcionando ya así, con algunos valores orientados al Bien Común, y la Matriz sirve también como guía para ver en qué aspectos se puede mejorar.

¿Y qué pinta Kaleidos en medio de todo esto?

Nosotros descubrimos la EBC hace ya algunos años. Nos pareció una oportunidad muy buena de contrastar externamente nuestras ideas locas, como por ejemplo que es posible tratar bien a los empleados y no exigir sobreesfuerzos, y seguir siendo rentables y competitivos. En 2016 hicimos nuestro primer balance, y ahora hemos publicado una versión renovada:

 

El resultado nos complace mucho. Nos da cierto orgullo el ver cómo los puntos en los que más esfuerzo e ilusión ponemos (respeto a los empleados, diversidad, transparencia al cliente, y por supuesto Software Libre) se reflejan en unas puntuaciones muy altas en la Matriz. Tenemos nivel experimentado (> 40%) en todas las categorías, y en varias llegamos al máximo, ejemplar (> 70%). El ejercicio sirve también como forma de validación cruzada: es interesante ver cómo un cuestionario diseñado para valer para cualquier tipo de empresa, grande o pequeña, o de cualquier sector, realmente es capaz de reflejar bastante bien nuestra realidad. Siempre hay algunos puntos de encaje complicado, pero vemos que en sucesivas versiones del cuestionario lo van mejorando claramente.

Y lo que nos pide el cuerpo después de esto es ¡contarlo! Difundir estas ideas, este movimiento y estas técnicas, apoyándonos en que todo esto tiene aplicación real en una empresa como la nuestra que funciona y tiene éxito.

De ahí este post, y la serie que queremos publicar próximamente, explicando los puntos más importantes del Balance de Kaleidos, cómo reflejan nuestros valores y cómo se han medido.

Continuará…