Home »

Kaleidos ante la COVID-19, medidas e iniciativas

Una semana antes de declararse el estado de alarma, Kaleidos ya contaba con un protocolo COVID-19. Era muy sencillo puesto que se limitaba a difundir las medidas de higiene y precaución así como la sugerencia fuerte de pasar a teletrabajar tanto como se pudiera. El lunes 9 de marzo lo actualizamos pasando a tener teletrabajo forzoso salvo excepciones justificadas. Una de estas excepciones se produjo el jueves 12 para dar la bienvenida a Ester Latorre, nueva incorporación en Kaleidos, en nuestras oficinas de Madrid. Coincidimos un tercio de la plantilla ese día y desde entonces no hemos vuelto a vernos salvo en remoto.

Queremos hacer un repaso tanto de medidas como de iniciativas en las que estamos colaborando desde ese lunes 9 de marzo y trataremos de actualizar este post cada semana para manteneros al día independientemente de comunicaciones en redes sociales.

Medidas en Kaleidos

En términos generales, las medidas que se han tomado han potenciado la conciliación, la protección del empleo y la solidaridad. También hemos tratado de anticiparnos siempre que fuera recomendable en lugar de esperar a confirmar hipótesis. Hemos seguido una pauta de “mejor pasarnos ahora que tener que estar rectificando a cada rato”.

Reducción de jornada de 8h a 6h sin merma salarial

Cuadriga tuvo su comité de dirección mensual el pasado lunes 6 de abril y debatió cómo ayudar de forma efectiva a una mejor conciliación en Kaleidos, especialmente las personas con cargas familiares. Finalmente se decidió aplicar de forma generalizada una reducción de jornada de 8h a 6h sin merma salarial. Esas 2h adicionales estarían destinadas a contribuir a que todo el mundo pudiera sobrellevar de mejor manera un confinamiento que seguirá alargándose. Esta medida tiene vigor hasta el 15 de junio y permite que algunas personas, de forma voluntaria, opten por mantener su jornada más allá de las 6h (hasta sus 7h u 8h habituales) y sostener de forma solidaria la actividad y la productividad de Kaleidos. Esta solidaridad debe ejercerse dentro de la responsabilidad individual y siempre que suponga una ventaja de algún tipo para la persona que decide no acogerse a la reducción de jornada1.

Teletrabajo forzado

Dentro de nuestro protocolo COVID-19 pasamos de los habituales 3 días opcionales de teletrabajo de martes a viernes a full-remote sin excepciones. Reconozco que no tuvimos el más mínimo interés en sacar pecho de lo preparados que estábamos para esta transición, quizá porque no lo vivimos con alegría, sino con resignación. Y si en algún momento sentimos la tentación de comentar nuestra experiencia, los diferentes comunicados de otras empresas de nuestro sector tecnológico nos quitaron las ganas. No se nos ocurrió cómo contribuir de verdad sin banalizar las circunstancias de las empresas que, de pronto, se veían obligadas a aceptar que tenían que teletrabajar. Fuimos testigos de debates de cuestionable calidad sobre cómo el teletrabajo podía salir reforzado de esta crisis y preferimos optar por no dar lecciones a nadie ni generar más ruido.

Bienvenida a distancia de Ester LaTorre, en una teleconferencia donde pudo conocer a todos los kaleiders.

A día de hoy, se ha flexibilizado también el horario de coincidencia de 10h a 14h, 4h de sincronización dentro de la jornada laboral flexible en Kaleidos, ya que se ha visto que la conciliación personal requería mayor autonomía si cabe incluso en esa franja horaria.

Desayunos virtuales (“REMOKO”)

Mantenemos un desayuno virtual voluntario a las 11h todos los días en dos canales de videollamada establecidos. Se trata de juntarse una media hora frente a un panel de kaleiders con sus infusiones, cafés, tostadas o desayunos varios y sentir la cercanía del buen humor de nuestras compañeras. También nos sirve para interesarnos por cómo lo estamos viviendo a título individual y compartir noticias o iniciativas. En Kaleidos nos pierden los acrónimos, así que lo hemos bautizado como “Remoko”.

“Telekudos”

En la oficina tenemos un buzón para ir metiendo “kudos”, notas de agradecimiento a compañeras tanto por temas relacionados con el trabajo como por organización de “extraescolares” (club de lectura, barbacoas, juegos de mesa, de rol…). Las vamos acumulando durante semanas hasta que llega el día de la apertura del buzón y lectura de todas esas notas. Echamos de menos poder escribir estas notas, así que hemos preparado un mecanismo muy simple para poder enviar “telekudos”. En unas semanas haremos la lectura en una videoconferencia.

A la izquierda Clara leyendo kudos recién sacados del buzón. A la derecha algunos ejemplos de “kudos”.

Sesiones psicológicas de gestión emocional de la crisis

Creemos que, especialmente en estos momentos, es importante prestar especial atención a las cuestiones de gestión emocional. Si normalmente son ya importantes, estamos en unas circunstancias excepcionales. Por ello hemos contactado con José Manuel Campos un psicólogo que nos ha dado ya varios cursos en Kaleidos (comunicación asertiva y gestión emocional). El primer paso fue recopilar información (de forma voluntaria y anónima) sobre los principales problemas emocionales que estamos teniendo a través de formulario confeccionado por el psicólogo. A partir de ahí preparó 4 sesiones temáticas que tuvimos del 4 al 8 de mayo.

Puesta en producción de PATIO, sucesor de KALHAPPY

Kaleidos lleva años preguntando diariamente ¿Are you happy in Kaleidos? en un correo enlazado con una miniapp web (KALHAPPY) que registra del 1 al 5 tu estado de ánimo en Kaleidos ese día para compartirlo con todo el mundo. Aunque permite responder de forma anónima, este caso de uso es prácticamente inexistente, y lo que sí sucede es que se añaden frase o gifs para dar contexto a ese valor numérico. Nos ayuda a todo el mundo a saber cómo están nuestras compañeras kaleiders aunque no hayamos tenido trato ese día. PATIO es una versión mejorada de este KALHAPPY y, sobre todo, fácil de descargar e instalar por otros colectivos o empresas. Si había un buen momento para hacer el esfuerzo de rematar PATIO era durante este confinamiento.

Iniciativas en las que estamos colaborando activamente

Hay varias iniciativas en las que estamos participando. Algunas son de carácter más individual, otras más a nivel institucional. Unas muy reducidas en el tiempo y otras con vocación de mantenerse durante semanas o meses. Aquí presentamos dos de las principales a nivel “institucional” y en este otro post las individuales.

Frenalacurva.net

Ésta destaca por ser de las más tempranas y de las de mayor participación en Kaleidos. La iniciativa frenalacurva (FLC) nació el 12 de marzo para montar en tiempo récord un repositorio online de ayuda, informaciones y recursos para ayudarnos entre todos durante el periodo de confinamiento iniciado con el estado de alarma. En Kaleidos vimos la posibilidad de contribuir con una plataforma hermana, FrenaLaCurva Maps, un mapa que identificara de forma geolocalizada ofrecimientos de ayuda, necesidades propias, necesidades en nombre de terceras personas y servicios públicos. Se trataba de complementar el espacio digital y transversal del foro de FLC con el espacio físico del vecindario del mapa y activar el civismo y la solidaridad en el entorno estrictamente cercano. Comenzó con Pablo Ruiz como un experimento técnico y de protocolo. Se sumaron después el equipo de Kaleidos responsable de BetOver (una app para concienciar sobre la proliferación de las casas de apuestas, desarrollada en nuestra última semana de Innovación Personal): David, Sara y Clara. Finalmente también Álex y Andrey para dotar de músculo operativo la demanda de replicación de FLC Maps en países de América Latina como Colombia, México, Uruguay, Ecuador, Argentina, Chile o Costa Rica así como Portugal. Podéis leer más sobre este proyecto en estos tres artículos:

Esta semana hemos realizado una donación económica a Ushahidi, la plataforma de software libre que hemos usado para el mapa de Frena La Curva. Se pueden hacer contribuciones desde la sección habilitado para ello en su web.

Hackathon VenceAlVirus

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Ciencia, Universidad e Innovación, contactó con Kaleidos para interesarse por nuestra experiencia en hackathones y la idoneidad del producto Taiga para gestionar uno online masivo que estaban considerando lanzar para la primera última semana de marzo y la primera de abril. Tras varias reuniones para comprender bien el reto, decidimos sumarnos, sugerir puntos clave en la metodología del hackathon y apoyar con la infraestructura tecnológica en la que Taiga tendría un papel protagonista en la inscripción de proyectos y participantes. 7000 participantes y más de 700 proyectos después, escribimos nuestra experiencia desde dentro en el artículo El hackathón multitudinario #VenceAlVirus visto desde Kaleidos y Taiga.

Próximos pasos

Las kaleiders entendemos que esta situación excepcional, por mucho que nos gustaría volver a la normalidad cuanto antes, se va a prolongar en el tiempo. Vamos notando cómo los mensajes desde las instituciones emplean un lenguaje que insiste en que es una batalla larga, que será complicado, que aún no estamos cerca del final, que todo sacrificio y autoexigencia es necesario y bienvenido… Una retórica que nos hace ver que estaremos muchas más semanas, si no en total confinamiento, sí teniendo que lidiar y adaptarnos a una crisis sanitaria, social y económica como nunca hemos experimentado tras la Segunda Guerra Mundial. Como empresa hecha de personas, en Kaleidos seguiremos tomando medidas y apoyando iniciativas que comulguen con nuestros valores. Éstos son Feminismo, Generosidad, Honestidad, Software Libre, Responsabilidad y Transparencia, siendo nuestro objetivo sumar a un impacto netamente positivo de la tecnología en la sociedad haciendo uso de nuestro privilegio. En esta crisis, más que nunca, habrá que ser solidarios, autocríticos y optimistas. Habrá que delimitar muy claramente cuáles son las líneas rojas innegociables.


  1. 1.Aunque usamos la expresión reducción de jornada, no se trata técnicamente de un cambio en las condiciones laborales. Kaleidos ofrece 2h de la jornada laboral al empleado o empleada para facilitar la labor de conciliación sin exigir recuperación más adelante ni ninguna otra contraprestación. Kaleidos sigue pagando la Seguridad Social de la jornada completa y el empleado o empleada su IRPF. Es una medida de flexibilización de puertas para adentro.