La crisis causada por el coronavirus ha generado que muchas personas vulnerables tengan necesidades que las instituciones no pueden cubrir. En los últimos días han surgido iniciativas para intentar coordinar voluntarios, a través de formularios, grupos de whatsapp… Sin embargo, sin poder ver las necesidades en un mapa es complicado que los voluntarios se coordinen de forma eficiente y rápida. Además, estas herramientas funcionan bien si el número de usuarios no es muy elevado, pero conforme va creciendo cada vez es menos manejable. “Frena la curva Maps” quiere solucionar esos problemas.

Esta plataforma es un mapa online al que se puede acceder a través del ordenador o de una app. A través de un sencillo formulario se pueden subir, de forma anónima, peticiones u ofrecimientos de ayuda. Un equipo de moderadores voluntarios las revisa antes de que se publiquen. Entre las peticiones de ayuda se pueden listar compras de alimentos o medicamentos, bajar la basura… Además también se incluye información sobre servicios públicos disponibles, como mercados o farmacias con horarios modificados, veterinarios abiertos, centros sociales que ofrezcan comidas, estaciones con aseo para transportistas…

Para llegar a las personas con necesidades pero que no tienen acceso a la tecnología, la plataforma quiere impulsar la figura del “intermediario”: voluntarios que proactivamente localizan a estas personas. Para ello se dan varias ideas: desde llamar al presidente de la comunidad para “mapear” tu edificio, a colgar un mensaje desde tu ventana. Los intermediarios también pueden ser familiares con personas dependientes en otras provincias o personas de colectivos de riesgo o en cuarentena que no pueden salir.

En “Frena la Curva” además del mapa, hay un curso para los moderadores voluntarios, pautas sobre cómo usar esta herramienta y varias recomendaciones para maximizar la seguridad de los usuarios.

Un mapa basado en una plataforma para crisis humanitarias

El mapa utiliza la plataforma Ushahidi, una herramienta de software libre pensada para mapear información vital en zonas de catástrofe. Se ha utilizado con éxito en varias crisis humanitarias, como después del terremoto de Haití o el de Chile de 2010. La información se visualiza cargando mapas de OpenStreetMap. Las peticiones que se suben a la plataforma son revisadas por moderadores voluntarios antes de que aparezcan en el mapa.

Esta plataforma es fácilmente replicable y exportable a otros países, con un coste bajo de mantenimiento, gracias a estar basada en herramientas de software libre.

¿Quién está detrás de “Frena La Curva Maps”?

FrenaLaCurva (FLC) es una plataforma que impulsa iniciativas ciudadanas frente al coronavirus, basadas en innovación social y resiliencia cívica en tiempos de pandemia. Este proyecto fue activado por el LAAAB (Laboratorio de Gobierno Abierto de Aragón), pero rápidamente se convirtió en un plataforma ciudadana, impulsada por voluntarios, activistas, empresas, organizaciones sociales y laboratorios de innovación abierta de toda España y Latino América. FLC ha conseguido en muy poco tiempo recopilar, gracias a la iniciativa ciudadana, miles de recursos online para apoyar a las personas en sus diferentes necesidades durante la crisis de la pandemia por el COVID-19.

Kaleidos es una empresa que apuesta por generar un impacto positivo en la sociedad a través de las tecnologías libres, creando y apoyando proyectos con un impacto real. Realizan proyectos en los que la innovación tecnológica es clave involucrándose en todas las fases, desde la idea original hasta el desarrollo y diseño.

Enlaces

Frena la curva: https://frenalacurva.net/

Mapa: https://es.mapa.frenalacurva.net/