No nos va lo de crecer por crecer, pero por distintos motivos hemos decidido que queremos más manos y sobre todo más cabezas para diseñar con el foco puesto en las necesidades de nuestros queridos usuarios y las metas de nuestros también queridos clientes. Lo que se viene llamando diseño UX, de interacción, de producto o lo que prefiráis en el baile de términos en el que vivimos.