Home »

CAS2012 - Retropíldoras de Kaleidos

Este año 11 empleados de Kaleidos junto con una nutrida representación de nuestros amigos de Secuoyas, asistimos a la Conferencia Agile Spain 2012. Los días 25 y 26, en el complejo Cultural de San Francisco en Cáceres, nos juntamos 200 asistentes para compartir experiencias sobre los principios, usos y evolución del agilismo.

A continuación podéis leer los comentarios post-congreso de algunos de los empleados de Kaleidos que fuimos.

Teresa de la Torre

🙂

Ponentes con gran experiencia en Scrum aportan mucho valor.

Me llevo la sensación de que Kaleidos , gracias a nuestro Agile Coach y al esfuerzo conjunto, está haciendo un gran trabajo.

🙁

En general, ninguna charla me pareció que contara algo totalmente novedoso.

Falta de posiciones contrarias o críticas constructivas, “que estamos haciendo mal”, “scrum no funciona para esto”, etc…

Ideas

Me llevo unas cuantas ideas como propuestas:

  • Evitar la deuda técnica con principios irrenunciables, construir una ética profesional.
  • Gestionar mejor la deuda técnica.
  • Tácticas como equipo para que el PO vea el valor de pagar la deuda.
  • Formar bien al PO, un tiempo muy bien invertido.
  • Gestionar mejor el tiempo para no perder el foco, buscar un tiempo de calidad.
  • Utilidad de los mapas de proyectos para sesión de análisis, descubrimiento de alcance, detección de peros, etc…
  • Detectar posible bus factor en equipos directivos, no solo en equipos de trabajo.

Flores

  • Muy buena organización y estupendo trabajo de los voluntarios.
  • Extra de “Visita turística”.

Alejandro Alonso

Es la segunda edición de la CAS a la que acudimos como Kaleidos (otros miembros de la empresa ya habían asistido a otras ediciones) y esta vez hemos batido el record de asistencia con 11 miembros de la organización como asistentes. El viaje una vez más ha merecido la pena y mucho, en esta ocasión se hizo especial hincapié en el tema de las organizaciones ágiles y no solo en proyectos ágiles y prácticas concreatas. Hasta hace unos días consideraba a Kaleidos como una empresa ágil y lo sigo manteniendo aunque creo que con las ideas que ya están saliendo desde el viernes vamos a poder darle un empujón más por ese lado.

Por otro lado me quedo también con el sabor dulce de que Kaleidos haya podido colaborar con una de las charlas “Agile en equipos mixtos: Diseño y Desarrollo. Amainando Tempestades”, de haber compartido enriquecedoras sesiones de networking y de haber disfrutado de la ciudad de Cáceres aunque fuera por poco tiempo. Como punto negativo eché en falta algo más de autocrítica especialmente en la mesa redonda que dio fin a las conferencias.

Primitivo Cachero

Principalmente me llevo de la CAS el saber que estamos como empresa a un nivel muy bueno en la aplicación de Scrum.

  • Estimar las cosas pequeñas y a corto plazo y nunca cosas grandes a largo plazo.
  • Tratar de automatizar todos los procesos repetitivos de un proyecto que se pueda (despliegues, pruebas de tests, etc..) tratando de minimizar los errores producidos por tareas repetitivas.
  • Reducir los tiempos de tramitación y burocracia, evitando reuniones innecesarias y estimaciones forzadas que no son importantes o no aportan información al proyecto.
  • Tener al segundo/tercer sprint un MVP del proyecto, tratar de afianzar el mapa de proyecto inicialmente involucrando al PO en su realización y priorización / alcance.
  • Introducir una gama de colores para funcionalidades semejantes o agrupación de roles en dicho mapa de proyecto.

Pablo Ruiz Múzquiz

🙂

  • Tres o cuatro charlas realmente interesantes.
  • Ambiente muy agradable en las pausas, corrillos con la gente, con otras empresas y las ganas de colaborar y trabajar conjuntamente en el futuro.

🙁

  • Ausencia de categoría “novato” vs “pro” en las charlas, lo que hacía un poco lotería la adecuación de la charla al nivel del asistente. Leer el abstract (cuando existía) no siempre servía para filtrar.
  • Entiendo que no pudo ser pero hubiera preferido dos keynotes y no sola una. La de Maeda me gustó pero hubiera preferido la versión “hardcore” para poner el listón más alto.

Ideas

  • Para la próxima CAS2013, tener esa categorización de “novato” y “pro” en las charlas. Con el paso del tiempo corremos el riesgo de que sigamos en la casilla de salida en términos de nivel.
  • De la charla de Xabier Albadalejo, sacar esa versión “en producción” al 30% de avance del proyecto, con todo lo que supone un ciclo de paso a Producción no simulado.

Flores

  • Claramente a la organización. Lugar fantástico y muy bien tratados.
  • A los empleados de Kaleidos que fueron, por hacer la vida que quisieron y disfrutar.
  • Al guía turístico que nos contó la cara B de las cosas en el tour del jueves noche.
  • A la Marquesa de Torre Arias, recientemente fallecida, que ha donado 500 millones de euros a una nueva fundación de apoyo a los jóvenes investigadores y científicos.

Pablo Alba Chao

Las sensaciones de la CAS 2012 han sido un poco agridulces. Genial la organización, el sitio, y el enorme trabajo de los voluntarios. Y genial la implicación de los asistentes y ponentes. Pero me voy con la sensación de no haber oido prácticamente nada nuevo.

Quiero verlo de forma positiva, y achacarlo a que, en los dos años pasados desde que fui a la primera, hemos avanzado muchísimo. No digo que hagamos todo bien, ni mucho menos. Pero al menos ya no hay nada que desconozcamos. Antes de esta CAS tenía una autoconcepción de “estar en el camino”, pero, tras lo que he visto, ahora creo que estamos en la “media alta”. Creo que hemos llegado a un nivel de madurez importante.

Tengo claro que no tiene sentido que vuelva a asistir el 90% de Kaleidos a las próximas ediciones, ya que creo que no nos va a aportar mucho. Pero sí me encantaría seguir llevando una representación, y poder dar charlas que ayuden e inspiren al resto.

David Barragán

No sabía qué iba a encontrar en mi primera CAS. Miles de preguntas rondaban por mi cabeza y un ansia por extraer ideas y prácticas que pudiese aplicar eran las armas con las que acudí al evento. Allí me encontré a toda una ciudad volcada, una organización exquisita orquestando magistralmente un evento con un formato muy acertado y unos ponentes entregados para que todos los asistentes disfrutásemos y pudiésemos sacarle el mayor partido a las dos jornadas tan intensas. Enhorabuena a todos. Y la verdad es que vuelvo contento; aunque con un sabor agridulce por no haber conseguido cumplir al cien por ciento todas mis expectativas.

¿Practicamos buen Agile en Kaleidos? La respuesta es un rotundo SÍ. Charla tras charla pude comprobar que en las distintas organizaciones aparecen las mismas dudas y problemas a los que nosotros nos enfrentamos día a día y proponen las mismas o similares soluciones que ya estamos llevando a la práctica: ¡Kaleidos está casado con el cambio!. E incluso descubrí como algunos siguen tratando de sortear esas trabas que para nosotros ya quedaron atrás.

A pesar de no haber conseguido saciarme, si que me nutrí de multitud de ideas y experiencias que trataré de llevar a cabo. Sí que me ha servido para madurar dentro del mundo Agile y darme cuenta de que vamos por el buen camino, pero que aún nos queda mucho trecho por recorrer y no podemos dormirnos. Todavía hay un amplio margen de mejorar.

¿Volverías? Sin lugar a duda volvería y trataré de volver a la próxima edición. Es un gravísimo error dejar escapar una experiencias como tan enriquecedoras. Hasta la próxima CAS2013.

Daniel Herrero

Lo Mejor. La organización, el ambiente y el sitio conseguido (un antiguo convento Franciscano). Lo Peor. Esperaba que las ponencias me sorprendieran más, y salir bombardeado con millones de ideas ágiles, cada cual más original. Quizás se deba a un enfoque un poco más newbie, o por el escaso tiempo material disponible por charla (45 min.), poco para desarrollar en profundidad apartados complejos. Una Flor. Para aquellos que nos regalaron esa hora mágica de turismo nocturno por Cáceres. Ideas. Sin duda lo mejor de la CAS. Actualmente nos encontramos madurando la información recibida, y tenemos pendiente una puesta en común de la cual sacar ideas de aplicación directa a nuestros proyectos.

Yamila Moreno

Un año más me vuelvo de la CAS con muchas ideas en la cabeza. Este año ha sido muy interesante que prácticamente todo Kaleidos asistiera a la conferencia y viviera el “ambiente agilista”.

He echado de menos charlas y talleres técnicos, y a cambio pude sacar mucho partido al taller de pensamiento creativo o a la charla sobre sesgos cognitivos. Ambas sesiones son muy interesantes para mantener la alerta sobre lo que hacemos en nuestro trabajo.

Iván López

Este año ha sido la primera vez que asitía a “una CAS”. En general me ha parecido un evento muy bueno, sobre todo a nivel de organización y elección del sitio para las charlas. Tal vez por mi perfil he echado de menos charlas más técnicas y menos teóricas. El nivel de las charlas me ha parecido muy variado y aunque algunas han sido muy buenas y me quedo con algunas nuevas ideas, en otras sin embargo he pensado “me he confundido de charla”. Aún así, muy buenas sensaciones 🙂

Antonio de la Torre

Me ha gustado mucho la CAS 2012. Mucho más que la del año pasado. En el 2011, el retorno a XP que se pedía, muchas veces no le veía sentido y parecía más bien un “no sabemos dónde estamos”.

En cambio este año las charlas han estado mucho más enfocadas a problemas concretos y situaciones en las que podíamos vernos reflejados.

Eché de menos alguna sesión más sobre prácticas ágiles. Los que vengan en modo iniciación lo tienen crudo, parece que ya nos lo sabemos.

A la organización, como siempre, hay que darle un 10. Su trabajo es un regalo para toda la comunidad. Cercanos, atentos, efectivos, han dejado el listón muy alto.

Pero destacaría el gran acierto con la distribución de las charlas. El combo corta-larga-descanso, fue perfecto para no morir, compartir a tope y luego poder cambiar de sala.

A nivel personal, sensaciones nuevas. Por primera vez no sentí la necesidad de abordar a los gurús en cada café para contarles el problema de turno, el equipo disfuncional del mes o el visual managemente que no sale.

Disfruté mucho más hablando con compañeros que realizamos una labor similar en nuestras empresas sobre temas comunes, mucho más cercano, muchísima más conexión. Me produce una gran satisfacción ver cómo avanzamos todos a la vez.

Necesitamos que Madragil sea un verdadero lugar de encuentro y menos de charlas magistrales ocasionales.

Imborrable la sensación de dar mi primera charla en la CAS. Cuando repasaba las notas, veía que era un saco de ideas que teníamos que contar en media hora. Y creo que salió muy bien, las críticas han sido muy buenas pero me parece que ha generado menos conversaciones de lo que hubiese querido. Espero poder tomarme muchos cafés con muchos otros interesados en la integración de equipos mixtos para confrontar y pulir nuestro marco de trabajo.

Y ya como conclusión, aunque este año no haya sacado grandes ideas de las charlas, es fundamental asistir a la CAS.

Pero, ¿merece la pena que vayamos tantos de Kaleidos? Igual no, quizás es una inversión demasiado alta.

Pero o vamos a estos eventos, o quedamos regularmente en los encuentros de la comunidad local. Sea de una u otra forma hay que compartir fuera de Kaleidos.

He podido comprobar en directo cómo 15 minutos de charla con personas de otras empresas producen más reacción en mis compañeros y más ganas de probar cosas, que horas de reuniones esgrimiendo literatura y apuntes de cursos.

Hay que salir de casa, hay que compartir y exponer nuestra manera de trabajar. Fallar rápido, revisar y optimizar con la ayuda de otras mentes.

Andrés Moya

Yo he asistido también por primera vez a la CAS este año. Lo primero que tengo que decir es una mención especial a la organización, que me ha parecido estupenda: eficiente, todo puntual y llena de buenos detalles. Y en cuanto al contenido en sí, bien, para mí el principal valor ha sido conocer a la comunidad ágil y ver que no estamos sólos, que hay otras empresas por ahí que comparten principios con nosotros.

Curiosamente, otra cosa que he aprendido es que el agilismo en realidad no es algo muy grande, en el sentido de mucho que abarcar. Por el contrario, como decía Israel Alcázar, no es más que unos pocos conceptos y un puñadito de técnicas, y sobre todo una actitud interna. Cuesta un tiempo aprenderlo, quizá un par de años o tres, pero luego no hay mucho más, puedes aprender pequeños detalles u otras técnicas relacionadas, pero probablemente nada revolucionario. Pero justo ahí es donde empieza lo realmente bueno: practicar, practicar y más practicar, quizá para siempre, para ir haciéndolo cada vez un poco mejor.